top of page

"...cuando despedirse duele cada vez más..."

"...cuando despedirse duele cada vez más..." de Richard R. Crown, del libro "Te conté un verso rendido de deseo en la melodía suspirada de tu mirada". México, 2024© Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra.




...un suspiro, posterior al despegue de tu avión en el viaje de vuelta a casa, regulaba la necesidad de oxígeno urgente... hasta que después de varios despegues en tu viaje de vuelta, el suspiro fue sustituido por lágrimas de nostalgia, que regulaban la necesidad de atesorar las reminiscencias de tu estancia...

"...en los primeros viajes,

las ruedas de tu maleta de viaje giraban lentamente

al llegar cansada de tu largo viaje,

en los último viajes,

las ruedas de tu maleta se rehusaban a girar rápidamente

al estar felices de tu larga estancia...


...en los primeros viajes de vuelta,

una mirada atenta observaba tu trámite de filtro de seguridad aeroportuaria,

en los últimos viajes de vuelta,

una mirada atenta a tu mirada se nublaba de lágrimas de seguridad mutua...


...en los primeros viajes de vuelta,

un suspiro te despedía,

en los últimos viajes,

te llevaste el suspiro dentro del avión....


...en los primeros viajes de regreso a casa,

dejabas un corazón lleno de latir entusiasmado,

en los últimos viajes de regreso a casa,

dejabas un vacío que te extrañaba antes de que despegaras...


...en los primeros viajes de vuelta a casa,

dejabas una sonrisa convencida de dar lo mejor de sí,

en los últimos viajes de vuelta a casa,

dejabas una sonrisa desmoronada de dar lo mejor de sí...


....en los primeros viajes,

nos asegurábamos que llegaras a tiempo a la sala de espera del avión,

en los últimos viajes,

nos asegurábamos de encontrar una banca al paso,

con la esperanza de que llegara un mensaje con el vuelo demorado...


...en los primeros viajes,

buscaba de mal humor tener disponible tu tipo de café favorito,

en los últimos viajes,

me sentía de mal humor si no servíamos dos tazas de tu café favorito,

prestas a contemplar el silencio de la charla de nosotros dos,

en la alborada de nuestra mirada de parpadeo demorado...


...en los primeros viajes,

era el vivir de nuestro sentir,

en los últimos viajes,

era el sentir de nuestro vivir...


...en los primeros viajes,

podíamos elaborar buenos resúmenes ejecutivos de tu estancia,

en los últimos viajes,

podíamos escribir un árbol de reminiscencias troncales,

de raíz profunda, de ramas desarrollándose y hojas luminosas...

...sí, de un árbol de la historia de nosotros dos en tu estancia...

...árbol que empieza por no caber en la maceta que lo alberga,

mientras espera nuestro próximo encuentro..."



Tiempo de elaboración: Un instante que te evoca después de despegar tu vuelo.

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
© Copyright
bottom of page