top of page

"Lágrimas ludas"

..."Lágrimas ludas" de Richard R. Crown, del nuevo libro "Nunca existieron nubes, nunca existieron estrellas, solo hubo soledades perversas" México, 2020 © Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra.


...hay lágrimas que marcan una senda que no se vuelve a recorrer...



...lentamente fue mostrada frente a los ojos que estaban a punto de derramar muchas lágrimas más...

...cuenta la historia que antes de que naciera la lágrima y se encontraba esperando su nacimiento enfocada a un momento que pareciera propicio para tan importante acontecimiento...


...¿la señal de nacimiento?... sí, cuando pudiera tener frente a ella unos ojos cristalizado reflejando un mar de alma entregado... sabiendo que podria vivir feliz y nadar en ese mar frente a ella... entregando su escencia más pura y ancestral... en un mar de alma dichoso de recibir la lágrima...


...de forma natural la lagrima fue expulsada y llamada a escena... había nacido a un terreno desconocido... invitada a un camino que no era fácil, sabía que era un viaje sin retorno en un camino jamás recorrido...


...recorrió el camino que naturalmente no era líquido sino que estaba hecho de voluntad, esperanza y deseo de exclusividad...


...naciendo sin habla y solo el instinto, permaneció ahí mismo sin poder entender el nuevo ambiente...


... siendo solo una gota de lágrima, no tenía elementos para sujetarse y rodo por la pared de la mejilla y por más que quizo sostenerse en el último instante, no lo logró y cayó al vació...


...de pronto, una yema de dedo la esperaba antes de desintegrarse...


...lentamente fue mostrada frente a los ojos que estaban a punto de derramar muchas lágrimas más...


...y viajando en la yema del dedo através del espacio... fue colocada en el mar de lágrimas de ella... y como lágrima que derrama el alma, brotaron muchas lágrimas de alegría que no cabían de felicidad en el mar de su nuevo hogar...


...fueron tantas lágrimas derramadas, que se hicieron lágrimas ludas de alegría y bienvenida...


...y al momento de restregarse las lágrimas, se rompió el molde que las albergaba en mil pedazos, como vidrio que se rompe en dos, luego en cuatro, luego 16, luego en 32... tal cual vidrio inastillable que se asegura de ser tierno en su muerte, dejando al descubierto un alma desnuda y nueva, no solo indefensa, sino dando paso a una nueva vida, en un nuevo envase y en un nuevo mundo... dónde las palabras no podrán describir la mágia del amor y de la entrega enamorada de una lágrima que fue llamada a nacer para ser parte de un mar de bienvenida agradecida...

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


© Copyright
bottom of page