top of page

"Pasearemos nuestras sombras"

..."Pasearemos nuestras sombras" de Richard R. Crown, del nuevo libro "Nunca existieron nubes, nunca existieron estrellas, solo hubo soledades perversas" México, 2020 © Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra.


...un día tu sombra se hizo la disimulada para no ser vista...



...un día paseamos nuestras sombras...

...lo primero que vi de ti fue tu sombra, ¿sabes?... y me gustó su figura...


...mi sombra inicialmente buscó moverse hasta alcanzar tu sombra...


...eventualmente viste mi sombra y pensaste que te seguía... pero cuando volteaste mi sombra se detuvo y se hizo la disimulada...


...eventualmente viste mi sombra y tu sombra se hizo la disimulada...


...un día cruzamos nuestras sombras solo un instante...


...otro día nuestras sombras se detuvieron, en franca platica que acerca y aleja las sombras, como midiendo distancia...


...otro día nuestras sombras dejaron a un lado el protocolo del metro y medio....


...pasaron muchos días, algunos no había sol para proyectar la sombra, otros días sí había sol pero te ponías una sombrilla protectora que impedía una sombra sincera en el suelo...


...los días que no había sol eran tristes, los días que usabas sombrilla parecían provocación de que mi luz hicieran tu sombra sin necesitar el sol...


...un buen día, sin explicación, los cubrebocas descansaron un buen rato en nuestras sombras... de hecho, tuvimos que buscarlos entre nuestras sombras para levantarlos...


...otro día, nuestras sombras eran unificadamente amorfas, como de esas sombras que supones cuyo origen es un pelmazo de algo, quizá un muégano... difícil saber si era una sombra que había subido de peso o tal vez dos personas...


...un día nuestras sombras no se movían, o más bien se movían al ritmo del punto de fuga del sol... es decir, sombras que se miran tan fijamente que incluso el sol se mueve más rápido que la fuente de la sombra... como sombras de un paisaje...


...un buen día, nuestras sombras se pasearon por el parque unidas por algún punto como tomadas de la mano...


...un día me indicaste el camino para pasear tu sombra sin salirse de mi sombra...


...otro día, nuestras sombras se hicieron una sola sombra, como sombras que laten al mismo tiempo y es difícil saber si son una o dos personas...


...otro día, desaparecieron nuestras sombras porque generamos luz a partir de nosotros...


...y bueno, un buen día me di cuenta que solo fuimos dos sombras que pasearon dónde nunca existieron nubes, nunca existieron estrellas y solo hubo soledades perversas.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
© Copyright
bottom of page