top of page

"...y a miles de kilómetros, abrazaron un árbol..."

"...y a miles de kilómetros, abrazaron un árbol...” de Richard R. Crown, del libro “El honor de vivir tu brillo abrazado de tu mano… y que sigas brillando” ©, México, 2024. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra.



...el medio de comunicación, no siempre en un teléfono móvil...

"…cuenta la historia, que él caminaba al salir de su trabajo y le tomaba mucho tiempo llegar a casa, a ella también, aunque iba en auto, le tomaba mucho tiempo a casa al salir de su trabajo…


…y así, diariamente, trataban de sincronizar tiempos para hacer la llamada telefónica que duraba todo el trayecto de vuelta de ambos….


…un día, ella salió antes de trabajar y por la diferencia de minutos, ella podría llegar antes a casa, por tanto, la llamada sería más corta, por tanto, decidió una variante novedosa y sorpresiva…


…ella, calculó el tiempo que le tomaba a él llegar al parque que él usaba para cruzar y acortar camino en su trayecto… y entonces, fue así, como ella detuvo el auto en un parque seguro que ella conocía…


…inició la charla de ambos enamorados, el recuento del día y las emociones que les provocaba poder hablar… pocos temas de querer arreglar al mundo, pero muchos temas de querer conocer solo sus dos mundos…


—¿Ya estas caminando por el parque que atraviesas diariamente? —pregunto ella.


—Sí, ya estoy pasando por la zona de los árboles lindos —dijo él—. Momento en que pienso los maravillosos momentos que hemos pasado en los parques caminando juntos tomados de la mano tú y yo.


—Busca un árbol cuyo tronco puedas abrazar completamente —sugirió ella.


—Desde luego —dijo él—. Ya encontré uno.


—Excelente, no te había dicho que también estoy en el parque —expresó ella—, y ahora abraza el árbol, yo en este momento abrazaré el árbol que tengo enfrente de mí.


—Estoy listo —externó él.


—Yo también estoy empezando a abrazarlo —asintió ella, esperemos ahí unos minutos hasta que sea el momento que indicado que debería aparecer.


…y fue así, como los enamorados estuvieron siete minutos abrazados a su respectivo árbol a miles de kilómetros de distancia… y el momento concluyó cuando los pájaros cercanos a cada árbol, empezaron escucharse en simultáneo, momento que interpretaron ambos enamorados como un aplauso de los pájaros que contemplaban como espectadores la escena de los dos amantes…


…en las crónicas de recuento de días posteriores de la experiencia, ambos narraron una conexión entre ambos, similar a dialogar entre ellos sin palabras, incluso diálogo sin interrupciones que escucha, donde el lenguaje fue de sensaciones y emociones…


…tal vez los árboles funcionaron como antenas de comunicación entre ellos, pero sin duda, el mensaje, el diálogo y la fuente de poder capaz de usar los árboles eran ellos dos. Su convergencia de objetivo viajó miles de kilómetros…


…es posible, que la luz que emitían los árboles por las copas, fuera el medio de comunicación entre los árboles para poder entregar los mensajes…


…pero también, es fascinante pensar, que las ondas de luz de la comunicación, no iban por aire sorteando los aviones, sino que, de la luz emitida por la copa del árbol, buscaba la montaña más cercana y ahí ingresaba a la tierra, para viajar vía tierra y entregar el mensaje por las raíces del árbol para ser sentida por el receptor que abrazaba el árbol… de esa forma, podían sentir la comunicación de empatía, de esa que no se interrumpe cuando escucha…"


Tiempo de elaboración: El tiempo que toma a los amantes abrazarse sin prisa.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


© Copyright
bottom of page