top of page

"...bienvenido a Xanadú..."

"...bienvenido a Xanadú..." de Richard R. Crown, del libro "Reflexiones para vacacionar sin salir de casa". México, 2024© Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra.




...y para usted, ¿dónde habita su Xanadú?...

Xanadú es un nombre muy utilizado para evocar un lugar del lujo y el misterio. Por ejemplo, para nombrar lugares imaginarios, lugares donde los sueños son posibles.


Si revisamos un poco el origen del nombre, Zanadu, Xanadu, Xanadú, Shangdu (Shàngdū en pinyin) era la capital de veraneo del Imperio mongol de Kublai Kan en Asia. Curiosamente, los kanes mongoles permitieron a Marco Polo visitarla en 1,275 para que los europeos se dieran una idea de la manera habitual de tomar vacaciones para ellos. A partir de la arqueología y las partes visibles de las murallas, se manifiesta que el palacio de Xanadú era la mitad de grande que la Ciudad Prohibida, en Pekín. En Xanadú estaba la ciudad externa, una interna y ahí mismo en la parte interna, el Palacio de Xanadú.

Quizás sin el poema Kubla Khan de Samuel Taylor Coleridge, conoceríamos poco de Xanadú, donde tiene origen la metáfora de que el palacio de Xanadú que refleja opulencia, misterio y realización de sueños.


La opulencia es un concepto diferente en occidente y en oriente. En oriente tiene un sentido de exclusividad personal. Ahora bien, dejemos la opulencia por un momento,….¿usted tiene su Xanadú?...¿tiene un lugar donde pueda soñar libremente y entusiasmarse? ¿un lugar donde sus sueños se hagan realidad?, ¿dónde está Xanadú?.


Lo invito a las siguientes reflexiones.


De la misma forma como había una ciudad externa, el Palacio de Xanadú se encontraba en una sección de la ciudad interna. En efecto, el mapa indica que a pesar de que los sueños pueden llegar a apreciarse desde afuera, en realidad los sueños siempre están en la parte interna de usted. Así como físicamente la Ciudad de Xanadú estaba en Asía, su personal Xanadú habita dentro de su cerebro, en una parte cercana al hipotálamo.


Xanadú era una ciudad amurallada y sólo dentro de las murallas la gente podía desconectarse del resto de actividades rutinarias, de la misma forma, cuando usted se encuentra en una etapa de entusiasmo, creatividad y sueños, requiere amurallarse de la rutina “que lo aterriza”, para poder dar rienda suelta a sus sueños sin tener los pies en la tierra.


Xanadú no era sólo la ciudad sino un concepto, lo mismo que en usted, los sueños son virtuales y muchas veces un concepto que sólo vive dentro de usted.


Los sueños e ideales no pueden ser destruidos por balas ni por nadie, los sueños nunca mueren por si solos, nosotros los matamos, repito, nosotros los matamos.


La expectativa no tiene que ver con los sueños, son cosas diferentes. La expectativa es un grado de apego y el sueño es todo lo contrario. Si algo no resulta como usted lo había visualizado es culpa de la expectativa que usted le colocó, no fue culpa del sueño.


En fin, sea usted bienvenido a Xanadú, el lugar dentro de usted, al que sólo usted sabe como accesar, al que sólo usted puede visitar y además de todo, es gratis.



Tiempo de elaboración: Un momento de reflexión para meditar desde casa y evitar las multitudes vacacioales al salir de casa.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


© Copyright
bottom of page