top of page

"...el vestido de nuestra primer cena... que solo duró diez minutos 'vestido'..."

Actualizado: 21 sept 2023

"...el vestido de nuestra primer cena... que solo duró diez minutos 'vestido'..." de Richard R. Crown, México, 2023 © Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra.



...a veces, diez minutos nos recuerdan que no se viven dos historias iguales...

"...mil kilómetros de distancia de su latir,

que viajaron 1,600 kilómetros para conocer su primer sentir...


...tarde mágica de encuentro esperado con nervios al máximo,

'en punto de las 6 me desocuparé y me podrás encontrar en la plaza principal'...


...antes de llegar a la plaza principal,

un arreglo floral llegará a tus manos,

tal vez ansiedad, tal vez lienzo,

pero esas rosas serán testigo silente con autoridad notarial,

de confesar la anáfora de tus dudas,

con tu ansiedad de ser lienzo de tu deseo,

o tu deseo de lienzo de tu ansiedad...


...decisión de outfit que pasará por tu mar de dudas,

¿vertido o evertido?,

¿mollir o ceñir?,

¿formal o sugerente?,

¿envolvente o divergente?,

¿de mensaje invitante de cena formal,

en la tarde de caminata de miradas mutuas que olvidan el paisaje?,

¿de mensaje invitante de cena informal,

en la noche de caminata de miradas donde solo nosotros somos el paisaje?...


...seleccionaste un vestido blanco de porte distinguido,

adecuado para tus diligencias de trabajo y consonante con el lugar...


...casualmente, yo seleccioné traje blanco de lino,

razonablemente presentable para un momento con trayectoria memorable,

palpar tu inteligencia y despliegue de temas profundos,

confirmar mi admiración por tu conocimiento y saber,

dejarme envolver por tu brillo y flujo de energía,

y contemplar absorto esa actitud de vida que te hace brillar...


...sonaron las 6, y mientras terminabas tus actividades profesionales,

advertimos nuestra cercanía sin que interrumpieras,

¿sabemos si eramos nosotros dos los tenedores de las miradas atentas?,

sonrisas y miradas en la plaza principal,

miradas y sonrisas caminando a metros entre sí de distancia...


...todavía en la distancia,

una rosa de tu propio arreglo floral fue mostrada en mi mano,

con el objetivo de mostrar certeza de seguridad ontológica...


...todavía en la distancia,

el ligero cambio de color de tu propio rostro fue mostrado,

sin que descuidaras la atención profesional de tu trabajo...


...sabías que te esperaría sin prisa, silente y sedante,

sabía que llegarías a tiempo en el momento adecuado,

siendo tú, siendo siempre tú, confiada y segura de ti,

sabíamos que no se viven dos historias iguales,

y estábamos haciendo historia, labrada de nuestra historia...


...el tiempo oportuno llegó, mientras tanto,

la tarde dejaba de ser doncella

y la noche arropaba el inicio de nuestra historia...


...luces del alumbrado de la ciudad cultural,

en el pasaje más tradicional transitado por los turistas,

empedrado y adoquinado, iluminado y seguro,

escenografía puesta para nosotros dos...


...terminaste tus actividades,

el encuentro de nosotros

ya tenía espacio de tiempo de nosotros dos,

empezaste a caminar hacia mí que te esperaba,

pero no quería que caminaras sola, no sería atento,

yo empecé a caminar hacia ti para encontrarnos en un punto medio...


...un farol entre dos grandes restaurantes

dio cita de nuestra primera cita,

creo que nuestra energía

despertó a dos palomas que estaban ya dormidas,

nos miraban fijamente, sabían que algo ocurriría...


...caminaste con tu mirada fija en mis ojos,

mis ojos no dejaban de ver tus ojos,

nuestras pupilas se cristalizan,

bueno pero tal vez... tal vez,

es porque no queríamos parpadear

en tan importante momento de nosotros dos...


...nunca antes habíamos estado a un metro de distancia,

nos mirábamos fijamente,

y sin perder un ápice de atención en tus pupilas,

te entregué la rosa que te esperaba,

y justamente, sin que tu dejaras de mirar mis pupilas,

recibiste la rosa y la acercaste a tu pecho...


...tal vez no soy bueno para describir la escena anterior,

pero te puedo asegurar que tu reacción fue tan romántica,

que fuiste una grande para prescribir nuestro nacimiento de amor...


...teníamos que parpadear, y cuando lo hicimos,

nuestras sonrisas dieron acuse de honor de nosotros dos

y orgullo de ser ser protagónicos...


...un encuentro con nervios tan al límite,

que preferimos no hablar con palabras,

y dejar que las miradas de satisfacción por conocernos,

fueran la elocuencia que sostiene la línea del diálogo....


...no había rima previamente preparada,

la rima eramos nosotros dos...


...miradas que en un momento dado empezaron a temblar,

y fue requerido asirse de mi mano ofrecida para que detener la vibración...


...'la luz del farol da cuenta de nuestra historia' mencionaste,

'nuestra historia será descubierta por la luz del farol de nosotros dos' añadí...


...ya me había informado de un restaurante distinguido a media cuadra,

y caminamos hacia allá, un mesero diría tu nombre al llegar...

...caminamos por la acera difícil, para ofrecer mi mano,

en la sincronía que espera el paso de romance...


...creo que las dos palomas nos seguían...


...llegamos al restaurante, atmósfera exclusiva de amor,

y el capitán de meseros dijo tu nombre,

mesa que espera a la señorita...


...al caminar para llegar a la mesa observaste otras mesas,

y al llegar a nuestra mesa,

ya habías solicitado una mejor vela para nuestra mesa...


...me apuré a darte la opción de elegir el lugar mejor,

yo quería que te sintieras cómoda,

silla atenta que espera el acomodo

del distinguido vestido blanco de la señorita...


...solicitaste al mesero, que justamente, esperara un poco las cartas,

tu indicarías el momento de solicitarlas, y añadiste 'no quiero distractores'...


... yo expresé 'bueno, aquí estamos, recorrimos 1,600 kilómetros

y ahora estamos aquí, a medio metro de distancia,

en nuestra primera mesa, en nuestra primera charla de miradas reales,

haciendo historia de nuestro momento de nosotros dos'...


...y añadí, 'me permites colocar la servilleta de tela

para que no se manche tu vestido blanco'...


...me extrañó que no respondieras, me mirabas fijo,

la sonrisa apareció de tu rostro, detalles de comisuras felices que en pocos segundos se convirtieron en comisuras de plan sospechoso, incluso plan perverso...


...acomodaste cerca de ti

la bolsa de mano de tamaño pequeño que llevabas contigo...


...y expresaste 'todavía no pongas la servilleta de tela

sobre el vestido blanco, espera un poco'...


...aproximaste tu rostro muy cerca del mío,

pausado unos segundos y apretaste los labios...


...'dame un par de minutos por favor', expresaste,

mientras tomabas la bolsa de mano que estaba sobre la mesa...


...y fue así, volviste a la mesa pocos minutos después...

...omito describir mi cara en mezcla atónita y estupefacta,

cuando descubrí que te habías cambiado el vestido a uno color negro,

vestido más formal y largo comparado con el blanco,

tu peinado también había sido cambiado

a un peinado de más de cabellos más hermosamente libres...

...tu vestido había cambiado,

no, no era un vestido evertido, era un vestido diferente,

vestido formal, distinguido, de clase, de alcurnia,

de outfit combinando tu peinado, tu cabello,

tu porte y tu prestancia sugería platica formal de grandes temas,

incluso, no sé si era mollido o ceñido, las neuronas maltrechas trataban de dilucidar,

pero sí sé que te quedaba adecuadamente perfecto a ti...


...acomodé la silla

mientras disfrutabas mi expresión facial sin poder hilar palabras...


...te acomodaste en la silla

y antes de que yo pudiera organizar la inhalación de oxígeno para tomar aire,

me miraste a los ojos y expresaste 'ahora sí, ya puedes colocar la servilleta de tela,

que evita las manchas de una cena romántica de dos'..."





Tiempo de elaboración: Un gran momento de dispersión y gozo de escribirlo la crónica, mientras me encontraba entre la escritura del capítulo 12 y capítulo 13, del libro "Un asperger escribe 21 libros" (que será debutado en la FIL 2023).

170 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


© Copyright
bottom of page