top of page

"En la compañía de tu compañía"

Actualizado: 10 ago 2019

"En la compañía de tu compañía", del nuevo libro "Sensitiva” de Richard R. Crown, México, 2019 © Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra.


... y en ese momento de periplo, a medio metro de distancia le brindó un abrazo épico que respetando el silencio desatoró la historia para continuar con la diacronía de la vida...


...abrazo que nació del alma de tu incandescencia...

Cuenta la historia que caminó hasta el primer lugar dónde se pudo sentar en una banqueta al aire libre... ligeramente alejado de la batahola mental y ansioso de silencio urgente de una bolsa de papel estraza inexistente para poder respirar en ella...


...y en la diacronía relatora del momento, en que la historia sin historia y sin relevancia histórica cambia de pluma fuente para marcar el momento anacrónico, entre la rendición de la pluma fuente anterior y el alistamiento de la pluma siguiente...


..se conjuntaron los cinco silencios...


...el silencio de la voz que no podía emitir emisiones sónicas...

...el silencio de la piel que no podía sentir los vientos huracanados ni la lluvia incipiente de gotas...

...el silencio visual que solo aportaba una vista nublada que no podía ver más allá de 20 metros...

...el silencio de la mente que se había quedado detenido entre el engranaje de las ideas creativas, disruptivas y de horizontes...

... y el silencio de los sentimientos y emociones concomitantes que implosionaron en forma de una canica de luz que rebotaba por todo el interior del cuerpo y cuál partícula del acelerador de protones, no se le podía ver pero solo se sabía de su existencia por la huella que había dejado al golpear por dentro del cuerpo a toda velocidad...


...y justo ahí, en ese momento sin expectativa de eclosionar... de pronto apareció... con la expresión amable de "hola, me sentaré aquí", colocándose a medio metro de distancia.


...y con esa sola acción se hizo una compañía de tu compañía... constituyendo el abrazo empático más inteligente que puede haber...


...creando la empatía por el silencio de la voz... dónde ninguna de las voces emitió emisiones sónicas...

...creando la empatía con el silencio de la piel dónde para dar testimonio de presencia sin tactilidad, solo recibía las inclemencias del frío congelante y los vientos huracanados que se mostraban tapando en su bello rostro mientras se apretaba el saco para cubrirse del frío...

...creando empatía visual... mirando un punto focal inexistente...

...creando empatía de silencio de ideas... sin aportar ideas, solo escuchando el silencio, justo como dicen los sabios que se escucha, sin preparar respuesta y alimentando el silencio...

...creando empatía de la canica de sentimientos y emociones concomitantes... esperando a ver si en un rebote de pura casualidad provocaba risa...


Y fue así como, en la compañía de tu compañía, se sintió un cálido abrazo sin abrazo que nacen del más puro amor que nace de dentro como un cuento de tinta de empatía, dónde apareciste para aliviar un dolor con la incandescencia de tu ser... amor que nació sin prisa, nacido de dentro... así como en el principio de caos sin luz ni ocaso, sin luz y sin rayo de luz lunar...surcaste el espacio para anunciar e impulsar la diacronía atorada en el silencio... en la compañía de tu compañía y con todo tu amor inteligente.


Y no, no es un cuento con final, tal vez nunca hubo principio pero en la compañía de tu compañía te erguiste para marcar porque eres parte de mi historia y porque te amo.



Tiempo de elaboración: Ni idea pero el tiempo empezó a caminar después de ese abrazo sin abrazo en la empatía del silencio.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


© Copyright
bottom of page