top of page

"Inner en 2,000 caracteres y de un solo párrafo"

...del libro "Inner, …heroína de sí misma, arrasando su mundo".

voiceelisa@gmail.com



...Inner no sería el mapa y mucho menos entregaría el mapa de sus sensibilidades a un susurro que la despojara de sus pétalos... pero lo dudaría...

Cuenta la historia, que el viento susurró una y otra vez en la coraza de pétalos de belleza que a su vez protegían las debilidades de Inner, pero por muy integra que sea la rosa y la coraza de sus pétalos, siempre habrá un primer pétalo caído en batalla, mismo que fue rendido cuando Inner fue sorprendida por la espalda, por una mano suave en su hombro derecho y un tobogán de viento en su pabellón auricular izquierdo, que con voz decida en tono de voz de palabras privadas exclamó “¿qué se le antoja sentir hoy a la señorita?”. Inner sabía que ese pétalo había dejado un resquicio donde el viento de un segundo susurro tenía un esquicio para trazar el mapa de sus sensibilidades. Una alternativa era dejar que los susurros de viento lentamente, subyugaran cada uno de sus pétalos de belleza que la protegían de sus debilidades, que lentamente y sin tregua, la dejarían desnuda de pétalos, teniendo el gran gusto de escuchar frente a ella, como la reiteración del viento lentamente perdería su estructura, de palabras musitadas a formas fónicas que se rendirían, y ahí sin pétalos, el viento agotado y sin fuerza, rendido por ella, ya sin el poder de palabras, la abrazaría completa y envuelta de pétalos nuevamente. La segunda opción, era dirigir al viento para confundirlo tanto, tanto, tanto, que nunca pudiera distinguir si el mapa era el territorio o el territorio era el mapa, a grado tal de confusión de identidad, que el viento se creyera rosa de los vientos en lugar del viento de la rosa, que justamente era el único lugar que Inner se permitiría. Opción que desde luego Inner decidió en esta ocasión. Ella confundiría al viento para alimentar su ego y se sintiera seguro en su identidad falaz, y ella, mientras tanto realizaría el mapa de comportamiento de los movimientos del viento, ella no sería el mapa y mucho menos entregaría el mapa de sus sensibilidades al primer susurro coyuntural de cualquier viento no elegido o al menos, no elegido en esta ocasión.


Escrito por Elisa Voice

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


© Copyright
bottom of page