top of page

"...luz de luna de los enamorados retorno a casa..."

"...luz de luna de los enamorados retorno a casa...” de Richard R. Crown, del libro “El honor de vivir tu brillo abrazado de tu mano… y que sigas brillando” ©, México, 2024. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra.



...la luna los iluminó e hizo sentir el latir sincrónico de los enamorados...

…para ambos, la luna aparecía en el horizonte en aquella noche del 25 de marzo,

él, iniciaba caminata desde su trabajo hasta su casa,

ella, tomaba su auto para llegar a casa,

caminar para él, estrategia perfecta para aprovechar

el tiempo de distancia de ella a su casa…


…la luna los miraba atentos,

ella la observaba por el parabrisas,

y él observaba la luna a través de los lentes…


…en la larga charla,

la luna iluminaba las grandes avenidas de caminata para él,

y para ella, la luna iluminaba las grandes avenidas de tránsito vehicular…


…la luz de él era ella, pero él, era la luz de ella,

solo así se iluminaban su rostro por el palpitar incrementado de sus corazones,

a través de la voz, una respiración un poco urgente evidenciaba la prisa por hablar…


…los temas no eran comunes, nada superfluos…


…ella y él, se decían lo que había aprendido en estos meses juntos,

de la forma como se ayudaba a ver otras ópticas,

gracias a la sinceridad y sí, temple de carácter...

...pero era más que eso, porque el listado era muy grande…

...cuando ella tomaba la palabra, podrían transcurrir tres kilómetros de la caminata de él,

y cuando él tomaba la palabra, podía ella avanzar un kilómetro de tráfico citadino…


…la luna aparecía reflejada en los charcos ocasionales que él atravesaba,

es como si ella le sonriera a él,

y ella, al dar vuelta a las calles con su auto y volver a encontrar la luna,

sabía que él le sonreía…


…él brincaba un agujero en el camino, y ella un bache…

...él cuidaba el paso en camino resbaloso y ella pasaba con cuidado los tradicionales topes…

…él esquivaba un transeúnte que no se fijaba por donde caminaba,

ella esquivaba un auto que parece que iba solo por la calle…


…la luna los miraba atenta, esperando que los dos enamorados,

se manifestaran un "te amo",

rendido de buscar palabras sinónimo,

que no daban el ancho al concepto de sus sentimientos…


…y así, la luna los acompañó,

llegando a la misma hora a sus casas,

ella con ganas de levantarse del asiento de su auto,

y él con ganas de sentarse un momento a descansar…


…dos corazones que latieron en ese momento de tiempo, al ritmo de la luna ascendente,

en música de figuras sincopadas que demoraban en alcanzar el compás de la partitura,

porque cada uno, se quedaba atónito ante las palabras de amor,

él de ella y ella de él…



Tiempo de elaboración: No sabemos el tiempo, ambos enamorados guardaron el reloj, no sabemos si fue para que no los asaltaran o porque simplemente, el tiempo presente era lo único importante para ellos.

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


© Copyright
bottom of page