top of page

"...pateaste al perro, a TU perro..."

"..."pateaste al perro, a TU perro..." de Richard R. Crown, del nuevo libro "Nunca existieron nubes, nunca existieron estrellas, solo hubo soledades perversas" México, 2020 © Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra.


...y segundos antes de perder la línea de vista...su vista regresó buscando la línea...



...no puedo creerlo, pateaste a tu perro...

... llegué al parque que es el templo de mi soledad, dónde suelo ir para estar lejos del mundo, dónde me hago invisible, dónde defraudado del mundo, busco una hoja de áqrbol de otoño que me invite a meditar...


... y a 20 metros cuando me viste llegar tu sonrisa te delató...


... luego tu movimiento de verticalidad confirmó tu sorpresa...


...el movimiento de tu cubrebocas como tratando de musitar algo que se movia debajo de su protección de virus...


...patognomónico, un ligero acomodo de cadera en un momento innecesario...


...un toque de acomodo de mangas de blusa en una blusa inexistente...


...sin pensarlo, volteabas a ver a tu perro, a tu amado perro para ver si se le ocurría hacer alguna gracia que llamara la atención, algo, algún pretexto...


...luego paseaste a tu perro para dar vuelta en círculo a al lugar dónde empezaba a colocarme para meditar...


...luego pasaste como suplicando alguna plática de pretexto...


...luego pateaste a TU perro, a tu amado perro ese que defiendes de cualquier agresor... y liberaste la correa a ver si convenientemente me ladraba...


...pero ¿sabes?, lo que más te delató es que a 22 metros de distancia y justo antes de perder la línea de vista, detuviste tu paso, un par de segundos, volteaste con mirada dirigida a la última ubicación en dónde sabías que estaba mi mirada que te esperaba... y levantaste la mano denotando un adiós con tintes de bandera agitada que indicaba "ven por ella, ven por la bandera"....

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


© Copyright
bottom of page