top of page

"...pajaritos mensajeros..."

"...Pajaritos mensajeros...” de Richard R. Crown, del libro “El honor de vivir tu brillo abrazado de tu mano… y que sigas brillando” ©, México, 2024. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra.



...los enamorados eran observados por las aves ...

"…cuenta la historia, que siempre que ella estaba transitando por la gran ciudad, ya sea en las calles, en los estacionamientos o en los parques, aparecían pajaritos, ya sea en parvada volando, en pares o simplemente caminando en el piso, siempre se hacía presentes en cada momento…


…momentos diferentes del día para pensar que se tratara de una casualidad del amanecer o del anochecer, donde sin falla, los movimientos circadianos y canto de las aves…


…aves que se hacían presentes, no solo en los jardines de los parques como sería lo natural, sino al pasar cerca y justo por delante del parabrisas del auto, o también en movimientos sincrónicos de parvada de tamaño incontable, o simplemente, impidiendo el paso del auto al localizarse en el asfalto de los estacionamientos…


… y es entonces, es ahí, cuando a miles de kilómetros de donde ella vivía, aparece él, fiel enamorado de ella… que, desde luego, jamás veía aves porque pensaba que se habían extinguido por la contaminación de la gran ciudad… aunque deberían esta ahí, porque él sí escuchaba a los pajaritos…


…pero, ¿por qué es que para ella se aparecían las aves y para él no?, cuál podría ser el diferencial?... en efecto, que ella que era iluminada en el arte de la meditación, realizaba preguntas al universo y los pajaritos respondían con su aparición y dependiendo del tipo de respuesta, se manifestaban de las diferentes formas…


…por tanto, él se dio a la tarea de mejorar su escucha al universo, observar mejor, realizar y afinar preguntas al universo, desde luego, solo en los casos que fuera necesario…


…cuenta la historia, que ambos enamorados, empezaron a realizar ejercicios a distancia, que consistían en que él preguntaba algo y ella no debería responder, sino observar los pajaritos que, si se aparecían o cantaban, de esa forma, los pajaritos enviarían la respuesta a él, por salvoconducto de la respuesta del mensaje…


…él preguntaba, ¿hoy es un buen día para decirte que “te amo”?... y aparecía una parvada de pajaritos que ella confirmaba visualmente…


…ella preguntaba, ¿hoy es un buen día para decirte que “te amo”?... y él veía por primera vez, un pajarito que se manifestaba frente a él…


…desde luego, también trataban de realizar preguntas que ellos, mutuos enamorados, sabían que no tenían importancia… por ejemplo, preguntaban “¿debemos hacer algo por los meteoritos de destino aleatorio que bajan en el espacio sideral?”... y solo se veía que la pareja de afables y tiernos pajaritos empezaban a actuar como gallos de pelea recién liberados… en pocas palabras, el universo era sincero en las respuestas que canalizaba en los pajaritos mensajeros…


…había momentos hermosos desde luego, cuando él, le decía “me encantas y amo tener el honor de caminar juntos”… y ella confirmaba de vuelta su anuencia a la expresión de cariño mutuo… entonces, veían como los pajaritos mensajeros despegaban del suelo para volar juntos…


…el experimento lo realizaron una y otra vez, hasta que decidieron elevar el nivel de la experiencia afinando la complejidad…


…ella decía, veo dos palomas blancas frente a mí que te envían un “te amo”… y entonces, él volteaba y podría apreciar dos palomas blancas…


…y fue así, como ambos enamorados se abrazaban a la distancia, manifestando su amor a través de distintos caminos de comunicación…


Tiempo de elaboración: Varios días, en lo que él aprendió de ella, iluminada, el camino para poder ver, observar, escuchar y recibir comunicación de los pajaritos.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


© Copyright
bottom of page